SEGAL asesoría

ALERGIAS E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS.


Por: Pilar Faustino Plo.

Desde hace un tiempo, me he encontrado con un dato que se repite en todos los cursos de manipuladores de alimentos que he impartido, y muy probablemente en los que vengan. Cada vez que llegamos a la parte en que se habla de alergias a alimentos, surgen multitud de dudas y experiencias propias o de alguien cercano (familia, amigos, conocidos, incluso el vecino).

Y es que las alergias o intolerancias alimentarias han aumentado en un porcentaje muy elevado entre la población, y sobre todo entre los más pequeños, los niños.

alergias (25K)

Pero antes de ahondar un poco en ellas, debéis notar que empleo dos términos distintos, "alergias" e "intolerancias". La primera se refiere a una reacción inmunológica del cuerpo ante el componente de un alimento específico (alérgeno) de naturaleza proteica, de manera que puede crear anticuerpos (alergia inmediata) o células (alergia tardía o no inmediata), en el momento que se ingiere dicho alimento.

En cambio la intolerancia, se refiere a la falta de enzimas en el organismo, de forma que no puede asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes. No interviene el sistema inmune.

Así, decir que una persona tiene alergia a la leche se refiere a la caseína, la lactoglobulina y la lactoalbúmina. Y no debe confundirse con la intolerancia a la lactosa, que se produce por la falta de la lactasa, encargada de digerirla.

Las alergias realmente se presentan en un porcentaje muy bajo, siendo de un 2% de los adultos y entre un 3 y 7% de los niños los que verdaderamente padecen alergias alimentarias (fuente: AESAN).



Página siguiente