SEGAL asesoría

ACTUACIONES FRENTE A UNA ALERTA ALIMENTARIA.


Por: Pilar Faustino Plo.

Debido a los últimos acontecimientos sucedidos en Alemania, una vez más se habla de la necesidad de un flujo de información eficaz entre los países miembros de la Unión Europea.

Hace ya nueve años se dio fundamento jurídico al Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos, o también denominado RASFF (Rapid Alert System for Food and Feed), gracias al Reglamento (CE) nº 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002.

Alerta alimentaria

Se trata de un instrumento para el intercambio rápido de información, en los casos en los que se hayan detectado un riesgo para la salud humana derivado de alimentos o piensos y se hayan tomado las medidas adecuadas. El objetivo es evitar el consumo de un producto ya comercializado, de forma que las autoridades del Estado Miembro podrán tomar medidas urgentes, incluido en sus casos la información directa al público.

Estamos ante una situación de Crisis Alimentaria cuando surge un problema de seguridad alimentaria que no puede ser prevenido, eliminado o reducido por los mecanismos tecnológicos y de control preexistentes, es decir, cuando:

o Existe un grave riesgo para la salud.

o Afecta a varias Comunidades Autónomas (CC.AA)

o Se ha considerado como crisis en otros países o continentes.

o Es percibido por los medios de comunicación o la opinión pública como una situación de crisis.



Página siguiente