SEGAL asesoría

Hoy, comemos fuera.


Por: Pilar Faustino Plo.

Cuando vais a un restaurante a comer, en qué os fijáis primero, en el precio, el tipo de comida, la calidad, la decoración, o quizá en la abundancia de los platos.

¿Os gustaría saber si las inspecciones sanitarias las ha pasado correctamente?, ¿os interesa saber en qué medida se cumple la legislación en ese establecimiento?, ¿creéis que tenemos derecho el consumidor de conocer esos aspectos?


Hoy, comemos fuera (SEGAL asesoria)

Estas preguntas se las han planteado en algunos países de Europa, llegando a una respuesta afirmativa en todos los casos.

A finales del mes de mayo de este año publicamos una noticia, que debido a la mal llamada "Crisis del pepino", pasó muy desapercibida.

Se trataba de una nueva medida de control sanitario, que se va a llevar a cabo en Alemania a partir del año 2012. Se ha ideado una clasificación de establecimientos de servicio de comida, en cuanto al cumplimiento de la legislación higiénico-sanitaria que les atañe, es decir, BPM (Buenas Prácticas de Manipulación) y APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico) fundamentalmente.

Hace ya unos años, en este mismo país, se emplearon "caras sonrientes", las cuales tuvieron un éxito absoluto, animándose por ello al "semáforo", verde, ámbar y rojo. Con este sistema se añade facilidad de comprensión por parte del consumidor, y la opción de "¡aviso, este restaurante no está mal, pero poco le queda!", que sería el color ámbar.

Por el momento sólo se aplica a restaurantes y establecimientos de servicio de comida similares, pero se prevee extrapolarlo a otros sectores como carnicerías, supermercados o pastelerías.

Hoy, comemos fuera (SEGAL asesoria)

Página siguiente