SEGAL asesoría

¿COMPRAS O PAGAS CALIDAD?


Por: Pilar Faustino Plo.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a una serie de seminarios relacionados con las ventas, más bien, casi era una terapia de grupo para adquirir motivación entre empresarios de sectores muy dispares, pero casi con el único objetivo de darse a conocer y sentir que no estás solo en esta lucha empresarial.

Una de las frases que el profesor nos citó fue que debíamos saber qué vendemos, sin referirse a tu producto, sino algo más genérico, por ejemplo: el que vende juguetes, realmente vende felicidad, entretenimiento… no tardó, por tanto, en salir una gran palabra, calidad. Y no era de extrañar la reacción del resto del auditorio, "¿qué es para ti calidad?", "¿cómo sabes que estás vendiendo calidad?".

¿COMPRAS O PAGAS CALIDAD?

Es curioso ver como unas treinta personas discutíamos sobre ello. Es similar al concepto de salud, un enfermo de cáncer puede pensar que goza de buena salud porque ese día no se siente fatigado, o porque la quimioterapia está funcionando positivamente y le permite llevar una vida normal, pero en cambio, otra persona con una gripe de las fuertes, es poco probable que exprese que se siente bien. La salud por tanto es subjetiva, como la calidad.

Este término realmente agrupa una serie de características, que cada consumidor no prioriza de igual manera. En el caso de un alimento está el color, el sabor, la vida útil, el envase, la facilidad de uso, el precio, el modo de conservación, la higiene, la marca. Estoy segura que esta lista la ordenaríais de muy diferentes formas.

Por ello cuando nos encontramos ante un producto nuevo, del que desconocemos su resultado (si nos gusta o no), nos fiamos de la recomendación de un amigo o familiar, y en su defecto, de la marca, si la conocemos o no, y si por tanto merece nuestra confianza como para adquirirlo. Y es precisamente esto, confianza lo que las marcas en general, pretenden transmitir, pero sin palabras, porque se las lleva el viento, ni promesas porque es fácil que no se cumplan, sino con algo más, algo que indique que ese producto es de CALIDAD, y no porque lo digan ellos, sino otros.

Ello lo han conseguido gracias a los denominados distintivos de calidad.

- Denominación de Origen Protegida (D.O.P.)

- Indicación Geográfica Protegida (I.G.P)

- Especialidad Tradicional Garantizada (E.T.G.)

- Producción ecológica.

- Marca de calidad.

Niños Gordos (SEGAL asesoria)

Página siguiente